SOBRE MI

 
Biografía

MI PEQUEÑO GRAN MUSEO

Así he querido llamar a esta colección que he logrado formar después de unos 20 años. Luego de recopilar, comprar, intercambiar, juntar, seleccionar, clasificar dedales y hacer de este hobby maravilloso mi modo de vida con la esperanza que sea un humilde aporte a las coleccionistas del mundo entero.

Me presento: mi nombre es Elsa y me autodefino MAPUCHE ya que nací en Plaza Huincul, Provincia de Neuquén. Donde los pueblos autóctonos como Mapuches son muy importantes en la comunidad. Mapuche en su idioma original el “mapundungun” quiere decir MAPU: Tierra; CHE: Gente, que, traducido, sería Gente de esta Tierra. Aunque pensándolo bien me debería autonombrar “Petrolera”, “dinosaurio” o algo similar ya que Plaza Huincul, es la tierra del oro negro, la tierra del petróleo, y de los dinosaurios. En esta zona se encontró el fósil herbívoro más grande del mundo “el Argentinosaurus”.

Agrego que tengo 2 hijos ambos casados, que me han dado una parejita de nietos cada uno. Mis hijos, nuera, yerno y nietos saben que tiene que buscar dedales para la abuela y que NO entraran a casa sin ellos (aunque a veces me hago la disimulada y los recibo igual). Esta “disposición” rige para amigos y parientes. Me he encontrado organizando las vacaciones de mi hermano o sobrinas pensando en los países que NO tengo dedales, - muy democrático lo mío - ¿para qué Brasil si podés ir a Filipinas? ¡Porque de Brasil tengo dedales y de Filipinas no!

Vivo en Buenos Aires ahora con mi marido que me apoya financieramente y es quien busca los dedales artesanales más insólitos para sorprenderme en un cumpleaños, una navidad, o simplemente un día cualquiera. Es el fan más cercano y mi promotor de este hobby.

Empecé este vicio precioso cuando, en el primer viaje que hice a Europa fui a visitar a una amiga en el pueblo de Serós, Catalunya. Me sorprendí de su colección de aproximadamente 50 dedales acomodados en una vitrina, nunca los había visto. No sabía hasta entonces de su existencia, salvo los normales de coser, esto fue en octubre del año 1992.

Europa me fascinó y los viajes al viejo continente fueron seguidos, y cada vez que veía un dedal le compraba a mi amiga y, si era muy lindo venía uno para mí. Cuando yo tuve unos 30 dedales juntitos, abandoné a mi amiga para siempre y desde ahí fueron TODOS míos…

Años después, con la llegada de internet a mi vida, se amplió el panorama de búsqueda de dedales. Conocí otras coleccionistas y con ellas dedales de otros países en los que jamás he estado. Hablamos de hijos, de nietos, de vacaciones. Penas y alegrías entre dedal y dedal conversamos de costumbres, paisajes, hábitos, bodas, etc.  Y, además de incrementar la colección, aumenté la cantidad de amigos en el mundo a tal punto que varias veces he incorporado sus direcciones en viajes para conocerlas personalmente.

Siempre he tratado de difundir este hobby maravilloso. Por tal motivo, cuando puedo, y me hacen lugar, trato de exponer junto a otros coleccionistas o sola. Busco nuevos artesanos que hagan dedales típicos de mi país, y he conseguido en estos años dedales raros, distintos, con lo cual he podido difundir nuestras costumbres y nuestra cultura. Como en el caso de los aborígenes TOBAS que ya el mundo de coleccionistas los conoce por los dedales que envío cada vez que hago un intercambio.

Cada tanto organizo algún encuentro dedalero donde charlamos de todo y también de dedales. Podemos intercambiar lo que la otra no tiene. Hasta me he dado el gusto que venga a la cita alguna coleccionista uruguaya y hasta de España, Brasil y Puerto Rico. Al principio éramos 4, con los años, fuimos 8 y hoy somos más de 30 con lo que ya no podemos reunirnos en mi casa y hemos tenido que recurrir a quinchos y clubes.

En el año 2009 fui invitada por Susana Giménez en su programa HOLA SUSANA en un segmento que se llamó “Los Récord de Susana”. No me importaba mucho los premios allí otorgados, pero sí la difusión de mi hobby, bastante desconocida entonces por estos lados, ¡y fue un éxito total! En esa oportunidad tenía 800 dedales.

Para desarrollar esta difusión  y mejorar estos contactos  he formado o formo parte de varios grupos a saber:

  • AMIGOS COLECCIONISTAS DE LA PLATA: un grupo de coleccionistas de diversas cosas con quienes he hecho varias exposiciones muestras. Hay coleccionistas de azucares, llaveros, fósforos, postales, fichas de casino, etc. Y yo con mis dedales. Con ellos he hecho muchas muestras, casi todas en la Ciudad de La Plata.

  • GRUPETE DEDALERO: que es un foro cerrado de coleccionistas de diversos lugares, que está las 24 horas con alguien por las diferencias horarias. Se muestran fotos de las nuevas adquisiciones, se promueven los cambios, regalos de cumpleaños, etc. También acá se habla de vacaciones, de hijos de nietos.

  • TCI Thimbles Collection International:  Club de coleccionistas de diversas partes del mundo del que soy miembro desde el 2010. El Club proporciona mucha información importante a sus miembros. Emite un Boletín con fotos e información cada 4 meses y hace una Convención bianual, en años pares. Concurrí a la Convención San Francisco en el 2012, Kansas 2014, Niagara 2016, Washington 2018 y me preparo para la próxima, septiembre 2020 en Idaho.

 

En marzo de este año (2019), se hizo una convención en Johannesburgo, Sudáfrica, a la que fui invitada ¡y allá fui! Aproveché el viaje para llevar conmigo a mi hija y dos de mis nietos. Así que, a parte de los dedales recorrimos, Sudáfrica, safaris, todo exótico, ¡todo divino!

DEDALERAS: a través de Facebook estoy conectada con muchísimas coleccionistas de dedales del mundo ya sea en forma personal o en distintos grupos como “Dedales”, “Dedales y más”, “Coleccionistas de Polonia”, “Coleccionistas de Sudáfrica”, “Dedaleras Argentinas”, “Coleccionistas de Ecuador”, ente muchos otros.

A la fecha, marzo 2019, he contabilizado 16.000 dedales, todos expuestos y separados por temas o países. TODO un museo en mi casa.

Follow me on

© 2023 by Nicola Rider.
Proudly created with
Wix.com
 

  • Facebook Clean